MENÚ
 
 

 

 

MENÚ

 

INICIO

SITUACIÓN

HISTORIA

FIESTAS Y TRADICIONES

OCIO

ASOCIACIÓN SAN ROQUE

DÍA A DÍA

FOTOS ANTIGUAS

FOTOS ACTUALES

MANUALIDADES

LIBRO DE VISITAS

FORO DE COCINA

OTRAS PÁGINAS DE INTERÉS

RELATOS



           

 

 

  CURIOSIDADES

 Cuando profundizamos un poco en lo que son y han sido nuestros pueblos, nos encontramos con cantidad de cosas y gentes curiosas que han ido dejando su huella en ellos.

Para entender el presente de Espinosa creo que hay que indagar un poco en su pasado. 

Me propongo profundizar en el pasado, marujear en el presente y compartirlo con vosotros.

 

LOS PRADOS DE  LA CAMPANA

 

 

Desde siempre he oído hablar de los prados de la campana y nunca le había dado importancia, es más, ni siquiera me había parado a pensar en ello, hasta ahora que me propuse indagar en el pasado, presente y en todo lo concerniente a este pueblo.

Me cuentan aquí, que esto  ocurrió en 1818 y su protagonista fue Don Manuel Ibáñez, natural de Villanueva del monte (Palencia) y párroco de Espinosa. Esta persona era un experto  en el arte de hacer repicar la campana. Nombró en el pueblo un campanero al que enseñó los distintos repiques.

 Puso como costumbre en el pueblo tres toques  al día. Eran toques de oración y donde quiera que estuviesen  los espinosinos, al oír el toque de campana, dejaban unos minutos lo que estuviesen haciendo para rezar una oración. Sonaba un toque por la mañana temprano, otro al mediodía de Ángelus y otro al anochecer.     

Al morir Don Manuel se encontraron los espinosinos que este había dejado heredera de todas sus posesiones a  la campana del pueblo: Una linar de cardosas de siete cuartales de linaza, una linar en los Sotillos de abajo de una fanega, otro quiñón en los Sotillos de arriba de once a doce cuartales y un prado en el sobeao. Como único requisito, que las campanas siguiesen tocando las tres veces al día.

Así fue cómo las campanas pasaron a ser propietarias de unos  bienes que administraba  la persona encargada de hacerlas repicar.

Cuentan, que el campanero, o campanera, porque alguna vez fue campanera, llegó a dominar tan bien el arte de tocar la campana, que la gente cuando escuchaba tocar a muerto sabía por el sonido de esta si el fallecido era un niño o una niña, un hombre o una mujer y si el fallecido era viejo o joven.

El oficio de campanero fue pasando de padres a hijos, incentivado por el disfrute de los bienes  de la campana.

En la actualidad este oficio se ha perdido, pero como Espinosa es un pueblo de tradiciones, la campana sigue sonando tres veces al día. No hay campanero, pero un mecanismo automático hace que se siga cumpliendo la última voluntad de una persona que dejó sus posesiones a una campana. Quizá, con el propósito de seguir escuchando su sonido desde el otro lado?.

       

LA ESPINOSA SOLIDARIA

Cuentan que cuando alguien no disponía de pareja de bueyes y necesitaba hacer  o reparar su casa, el pueblo en solidaridad, se reunía y con los bueyes de alguien y entre todos acarreaban los materiales necesarios que casi siempre había que traer de algún pueblo vecino.

Esto que empezó haciéndose por solidaridad con los más pobres,  llegó a ser una obligación y un deber que se impusieron a si mismo los espinosinos.

 

LOS MENDIGOS

También los pobres que llegaban al pueblo eran atendidos y cobijados por riguroso orden en las casas del pueblo. Con el tiempo llegaron a construir una casa  para cobijarlos. Aún hoy es frecuente oír hablar de LA CASA DE LOS POBRES.

   

UN TESTAMENTO DEL SIGLO XIII

He encontrado un testamento del siglo XIII y otro del XIX. Los dos me han llamado poderosamente la atención, por que creo que reflejan muy bien la mentalidad de una época totalmente desconocida o que solo conocemos de oídas. Los he copiado literalmente, sin cambiar  nada para que no pierdan su originalidad. He omitido los nombres por respeto a aquellas personas, que aunque ya no estén merecen toda discreción y respeto.

 

DOCUMENTO DEL SIGLO XIII

Con la ayuda de Dios, por cuyos decretos se rigen todas las cosas, y en cuyo nombre varón y mujer contraen sus desposorios. Cuyo divino resplandor sacó de la nada la caterva de los vivientes, y al comienzo del mundo el mismo Dios, al crear al hombre, dijo: No está bien que el hombre se encuentre solo; hagámosle una compañera semejante a él.

En su nombre, yo, don --------, a ti, mi esposa,--------, salud en el Señor y eterno Dios.

Me he determinado, en bien de la paz, con todo cariño, y después de bien pensado, de escriturar en dote de arras, toda la hijuela que tengo y deba tener en Espinosa, de mis bienes patrimoniales, de compras y acreces. De esta hijuela doy y otorgo la mitad en arras a mi esposa ---------: es a saber: casas, predios, montes, con entradas y salidas. De tal manera que, desde hoy con escritura por mi mandato hecha y con juramento confirmada, queda a todo tu derecho y voluntad, por los siglos de los siglos, amén.

Si alguno de mis deudos a extraños se levantare contra esta escritura, quede maldito y excomulgado, y sea arrojado en los profundos infiernos, con judas el traidor; y además peche la multa de cien maravedíes.

Por ti, mi esposa ----------, o por el que tuviere tu representación quede la heredad, para siempre, para que sea mejorada, y su fuera posible doblada y aún triplicada.

Se hizo esta escritura de dote de arras, hoy sábado, a 8 de las calendas de febrero de la era mil doscientas cuarenta(1202).

Yo, don --------, para ---------, suscribí y firmé de mi mano esta escritura de donación. Reinando el rey Alfonso IX con la reina consorte, doña Berenguela, en León, en Galicia, en Asturias y en Extremadura.

Siendo Alférez del rey, Fernando García, mayordomo de Palatino, García Gonzalo; siendo don Juan, obispo de la sede episcopal del Salvador(Oviedo). Defiende la Torre de Ordás Simón Sánchez, y bajo su mandato Ruiz froilan; Mayorino, Gonzalo Pata.

Confirman esta escritura: Fernán Perez, don Adán y don Esteban; quienes estuvieron presentes, de oido y de vista, en el lugar de concejos de Espinosa.

Son testigos: Pedro, Pelayo y Martín.

Siendo notario, Nicolás.

 

TESTAMENTO DE 1814

In Dei nómine. Amén. Sepan quantos vieren este mi testamento que yo ------ de Espinosa de la Ribera, hallándome enferma de enfermedad que su majestad fue servido darme, pero en mi sano juicio y conocimiento natural. Creyendo firmemente en el misterio de la Ssm Trinidad. Padre, Hijo y Espíritu Santo, tres personas distintas y un solo Dios verdadero, y en todos los misterios de Ntra. Sta. Fe Católica, en cuya fe he vivido y protexto vivir y morir, poniendo por mi intercesora y abogada a María Ssma. Y a todos los santos de la corte celestial que rueguen a Dios por mi. Ordeno y dispongo este mi testamento de la manera siguiente.

Primeramente mando mi alma a Dios Ntro. Señor que la crió y redimió con su preciosísima sangre, y el cuerpo a la tierra de que fué formado  y que sea sepultado en la iglesia de este pueblo y que a mi entierro (que quiero sea mayor) y autos asistan cuatro sacerdotes y el párroco y que se apliquen por mi familia 80 misas, dos por mi marido, otra por mi antecesora, otra por mis padres, otra por los padres de mi marido y que la limosna de ellas sea de quatro rrs.  Y t. A los santos y santas de mi devoción once misas de a seis rrs. Cada una. A mi hijo ----- perdono, todo le he dado y si mi marido le pidiese algo de lo que gastó, se lo pague a cuenta de mis bienes.  

Y t por las rentas que le debo, le mando el quiñón de los Sotillos y la cerrada del Moratín, y si viniese que se le haga a mi costa un vestido entero de somonte con su capa.

Y t  le mando un arca nueva con su llave y todo cuanto hay en ella; excepto una coleta de pana, y un sayo para  mi marido y un justillo de sempiterna para ------ .

Y t le mando lo que valgan cuatro machos, los mejores  y que se los guarden y den cuando venga.

A mi marido le mando cuanto le quepa en manda  y para pagarle una vaca, un novillo de tres años un jato y una jata ambos de dos años, que trajo al matrimonio, le mando el buey negro, el novillo y la potra, un arca de negrillo con su llave, una caldera mediana y el caldero en que se hacen las sopas, una cama con su jergón, dos sábanas buenas de estopa, una manta y un retal nuevo, seis cabras y seis ovejas, los aperios y el carro, por sus días le mando la casa de-------, con sus entradas y salidas excepto la mitad de lo nuevo que mando a dcho. mi hijo a quien quiero que venga en muriendo mi marido; Y que todo se lo componga a mi costa.

A mi hermana mando dos quartales de trigo, un pernil y cincuenta rrs. En dinero. A las dos niñas grandes de------, a cada una una cordera, a la pequeña una borrega blanca, y a los dos niños y a -----, a cada uno lana para unos calzones; y a la mi-------una saya de estameña suelta, una almilla de sempiterna verde, un pañuelo bueno y unos zapatos y a su hermano una montera malagueña y a cada una oveja blanca. A ------ y a -------vara y m. de estameña azul para un justillo a cada uno. Toda la ropa de vestir a cada día, la mando a la criada y a su madre y a esta un feje de lino, medio feje a ------, otro medio a ---------, a mi comadre de Mataluenga, un mandil y una mantilla nuevos y un feje de lino. Otro mando a --------, otro a ------, otro a -------- y otro a-------.

Y a mi hija por asistir sobre mi sepultura le mando la tierra de los cascajones, la mayor.

Por testamentarios nombro a mi yerno, a mi marido y a ------- a quienes doy todo mi poder para que de los más bien parado de mis bienes vendan en almoneda o fuera de ella, hasta cumplir enteramente todo lo contenido en este mi testamento, y de lo restante que quedare dejo por herederos a dhos------y------- para que lo gocen con la bendición de Dios.

Y por este testamento, anulo y revoco otra cualquier disposición hecha antes. Y quiero que valga solo esta que hago oy once de enero de mil ochoztos. catorce, siendo testigos mis convenzos......

              VOLVEMOS AL PRESENTE 

En el pueblo hay dos personas que han recopilado todo tipo de antigüedades y con todo ello han hecho un museo en el portal de su casa. Son QUICA y PACO. Quica y Paco han pasado muchas horas restaurando y recuperando, incluso de basureros, todos aquellos aperos, menaje, muebles y cualquier cosa que nos ayude un poco a entender como elaboraban nuestros antepasados el día a día.

En galería pongo alguna foto, pero apenas una pequeña muestra de lo que tienen. Ellos estarán encantados de enseñaros sus museos si se lo pedís.                                   

            

       PADRE CLEMENTE LOMBO URBINA

Me hablan aquí del padre Clemente Lombó y como estamos haciendo historia con hechos y personas de Espinosa, he indagado y esto es lo que he encontrado:

El padre Lombó habia nacido en 1885, hijo de los familiarmente llamados: tío Perquin y la tía Carolina. 

Falleció el 24 de septiembre de 1976 a los 90 años.

Llevaba fuera de España 54 años, de los que 24 los paso en China, 15 en Cuba, 11 en Colombia  y el resto en Santo Domingo donde fallecio.

 En diciembre de 1971, cuando contaba 86 años, envio unos versos desde Colombia. Versos a la tierra que le vio nacer y  a todos sus paisanos. Era Navidad y su deseo era que llegasen sus versos junto con su felicitacion navideña a todos los espinosinos.

 Me cuentan pesarosos, que en ese momento no se le dio demasiada  importancia. 

Desde donde quiera que este el Padre Lombo, desde esta pagina se le recuerda y aqui ponemos sus versos.

              

POETAS DEL PUEBLO.

 

          A ESPINOSA MI PUEBLO

Monte de Villarrodrigo
con el castillo do Ordás
si echo una mirada atrás
os recuerdo como amigo.

Esto ves por el poniente
que si miras a levante
una colina ondulante
te señala el sol naciente.

Altos montes en tropel
al norte estás siempre viendo
y si al sur vas descendiendo
llegas a Villarroquel.

Desdo nacer tú al morir
estos puntos cardinales
permanecen siempre iguales
como en eterno existir.

Pueblo mío bendecido
y del Señor muy amado
que cuantos en tí han nacido
nunca más te han olvidado.

Tus caminos llegan ya
a las metas del progreso
la pobreza en retroceso
casi acabándose va.

Antes calles afeadas
por el polvo y la estrechez
hoy se ven hermoseadas
ostentando limpidez.

Hoy más que casas palacios
son las construcciones nuevas
algunas ponen a prueba
la altura de los espacios.

El trabajo que exigía
antes llevar al granero
la mies que se recogía
redúcese por entero.

La máquina hace el trabajo;
ella puede conseguir
lo de antes, sin seguir
aquel proceso. Un atajo.

A parientes recordemos
amigos y familiares
que dejaron estos lares
ya en el cielo los veremos.

Me place felicitar
a todos las navidades
mil y mil felicidades
a Espinosa hago llegar.

No dudo que así será
que a todos los de Espinosa
una Navidad dichosa
Nuestro Señor les dará.

Para que Dios les aumente
la fe y práctica cristiana
elevo yo siempre ausente
una oración cotidiana.

Feliz año nuevo también
para Espinosa a Dios pido
y con esto me despido.
que todos sigan con bien.

                  Clemente Lombó Urbina                 

          

 PENSAMIENTOS DE UN LABRADOR

 Con un borrico cansón

Ara el pobre su plantón.

 

Con un burro y una vaca´

 Ara todo lo que falta.

 

Mira labrador que en el monte

Regando estás a pleno sol,

Haced Hermandades Cooperativas

Y compraos un tractor.

 

Y si queréis progresar

No dudéis en parcelar.

Descanso y satisfacción

Lo de la concentración.

 

Si queréis un pan seguro

No trabajéis con un burro.

 

Hay que hacer caso de eso

Si queremos el progreso.

 

El arado y el azadón,

Herramientas buenas son,

Pero si hay maquinaria

Las tiramos al rincón

Y nos vamos al plantón

Que esta es nuestra salvación,

Porque con las patatas

Un día bien y otro nada.

 

¿Y este es nuestro porvenir?

¡vaya forma de vivir!

 

Ni un cine, ni un teatro,

Ni donde pasar el rato,

Cuando se viene la noche

Hacemos como los gatos.

 

Hay que buscar solución

Para tener salvación,

Y el que no lo haga así

Pronto le veréis morir

Agarrado a la manguera

Cansado de trabajar

Y una perra no ha de ahorrar.

 

Pues yo no pienso seguir

Viviendo de esta manera

Que para arar dos cuartales

Echo una semana entera.

 

Ved a los pobres muchachos

Tostados y sin cultura,

Por que para educarlos

No da más la agricultura.

 

Escuelas, cines, deportes,

Todo nos vendría muy bien

Pero si no nos ayudan

No lo podremos hacer.

 

   Son los pensamientos de un labrador de Espinosa.

 Desiderio Martinez Labrador (para los amigos MACHACA)