MENÚ

 

 

 

 

MENÚ

 

INICIO

SITUACIÓN

HISTORIA

OCIO

ASOCIACIÓN SAN ROQUE

DÍA A DÍA

CURIOSIDADES

FOTOS ANTIGUAS

FOTOS ACTUALES

MANUALIDADES

LIBRO DE VISITAS

FORO DE COCINA

OTRAS PÁGINAS DE INTERÉS

RELATOS


 

 

FIESTAS

Y

TRADICIONES

 

 

         Es Espinosa un pueblo de tradiciones, sobre todo las derivadas de la religión. 

         Generación tras generación y  prescindiendo de las creencias religiosas de cada uno, cada año este pueblo vive diversas tradiciones que se han ido sosteniendo en el tiempo, quizás porque en ellas está el alma y el sentir de este pueblo.

         Dejo claro que no soy la más indicada para hablar de tradiciones puesto que aunque he nacido aquí, hace muy poco que estoy en Espinosa, pero en estos dos años que he convivido con la gente de aquí, me doy cuenta de lo orgullosos que están de sus tradiciones, de cómo luchan por mantener vivas las que aún se conservan  e incluso por recuperar las que se han ido perdiendo.  

EL ROSARIO DE LA BUENA MUERTE

  Es uno de los pocos pueblos de León en los que el día de Viernes Santo se sigue celebrando esta procesión.

   El Viernes Santo por la noche se sale en procesión con EL Santo Cristo. Cada persona, incluidos los niños, llevan una vela encendida. Se sale de la iglesia y se hace un recorrido por el pueblo. Se regresa de nuevo a la iglesia para cantar el Sermón de las siete palabras.

  Tengo que recalcar que es uno de los pocos actos religiosos en el que participan todos los jóvenes sin excepción.

SAN ISIDRO LABRADOR

     El 15 de mayo se celebra la fiesta de San Isidro Labrador. Espinosa ha sido siempre un pueblo de labradores y, como tal,  condicionado por la climatología. Una sequía, un exceso de lluvia, el pedrisco, las heladas tardías.... Todo ello o  por separado podían terminar con la cosecha y condenar al pueblo a la escasez y con ello al hambre. Cada  año el 15 de mayo conmemorando el día de San Isidro, se sacaba (y se sigue sacando) al Santo en procesión por los campos rogándole protegiese a estos de las inclemencias del tiempo.

 

         Cuentan que ante una sequía extrema, el pueblo impotente recurría entonces al Santo y aunque no coincidiese con su fiesta, este era llevado  a visitar los campos resecos pidiéndole la lluvia tan necesaria.

    

Ya no hay campos que proteger, apenas cuatro huertas, más como hobby que como una necesidad, pero se sigue sacando al Santo ahora ya por devoción y sobre todo por tradición.

       

SAN ROQUE

           Este es otro santo de gran devoción entre los espinosinos. La devoción a este Santo es algo consustancial a Espinosa donde antiguamente alcanzó gran esplendor.

      Se sabe que tuvo el Santo su capilla en la zona que hoy se llama la Huerta de San Roque. Por las facturas que hay, se sabe que en 1616 se mandó hacer la sacristía y en 1713 la tribuna o coro de San Roque, lo que da a entender que era una ermita grande.

      En 1755 manda el visitador que el retablo de San Roque, que había sido trasladado para la nueva iglesia, sea devuelto a su lugar y bajo ningún pretexto hagan demoler la ermita. Fue desobedecido este mandato y un siglo después, quizá coincidiendo con la desamortización, fue derribada o dejada arruinarse por los compradores de la finca. Cuentan,  que toda la familia sufrió una invasión de parásitos de la cual no se vieron libres hasta su muerte. Los habitantes del pueblo interpretaron aquello como un castigo.

       Para aplacar la ira del Santo, la familia hizo un voto que aún hoy siguen cumpliendo sus descendientes, la de salir con el cepillo el día de la fiesta pidiendo limosna para el Santo.

      Parece ser que ante las enfermedades y sobre todo cuando amenazaba alguna epidemia, se recurría con fervor al Santo.

      Hay unos versos escritos en 1855 para implorar al Santo su protección contra la epidemia de cólera que asolaba los pueblos de la península en aquella época.

   El Santo debió de escucharlos ya que el libro de defunciones  solo registra dos defunciones por el cólera y los dos fallecidos eran dos personas de fuera que estaban de paso.

NUESTRA SEÑORA

           Es la fiesta grande de Espinosa junto con San Roque. Se celebran el 15 y el 16 de agosto.  Es una fiesta sobre todo de reunión familiar. Misa con procesión, baile vermouth, algún juego concurso, juegos infantiles y baile en la plaza hasta que amanece.

 

SAN SATURNINO

           Es el patrono oficial de Espinosa, aunque su festividad no tiene el poder de convocatoria del resto de santos homenajeados, quizá por la época en que se celebra. Así y todo no se deja en el olvido al Santo. El día de San Saturnino se celebra una misa y al salir de la misa, en el mismo pórtico se homenajea al santo con un vino español y un tapeo.

SAN ANTONIO

           Es este un Santo que dispone de un Abad propio, Abad nombrado el día 2 de Enero de cada año por un consejo de tres personas de las mayores del pueblo; la misión del Abad es la administración del dinero de las misas del Santo, así como de la recaudación de la subasta de las "patas". Es tradición que el día de San Antonio cada vecino lleve las "patas del cerdo" que se ha sacrificado recientemente para la matanza. Las patas y lo que quiera llevar cada vecino, se cuelgan en la entrada de la iglesia y al salir de la misa, se subastan.   También este día se homenajea al santo con uny un tapeo.  vino español

LOS REYES MAGOS

      A lo largo de los años la víspera de Reyes se han ido realizando diversas actividades en la que siempre coinciden la reunión de todos los vecinos del pueblo en una pequeña fiesta. Suelen llegar los Reyes Magos y repartir los regalos a los niños. Algunos años con cabalgata (esta dejó de hacerse por falta de niños), otros se  hacía una gran hoguera en la plaza del pueblo y allí se esperaba la llegada de los Magos. Antes, hace años, aunque no demasiados , se hacía una representación teatral de los Reyes Magos.  La plaza del pueblo donde se representaba la obra se llenaba con gente del pueblo y de los pueblos vecinos.

      Esta representación  se hizo durante 60 años. Hace unos años se intentó recuperar sin éxito.

       Ahora, en la actualidad se hace una fiesta en el salón del pueblo, allí se

espera la llegada de los magos que reparten entre los niños los regalos.

Luego se toma un chocolate con el típico roscón de reyes.

                             EL CARNAVAL

 

   El carnaval en Espinosa se puede decir que se ha perdido.  Un grupo de mujeres intentamos recuperarlo, pero no pasamos de disfrazarnos y pasar un día divertido. 

  Me cuentan, y tengo fotos que lo testifican, que en el carnaval de Espinosa participaba todo el pueblo, unos de protagonistas y otros de espectadores .  Según me cuentan,  las bromas que no estaban permitidas el resto del año se aceptaban en carnaval sin que nadie se enfadase.

   Estaba muy extendida por toda la ribera la figura del GUIRIO.  Los GIRRIOS se echaban a la calle con unas caretas y gorros en forma de cucuruchos muy elaborados, camisolas blancas, polainas,  un cencerro a la cintura y dando grandes saltos hacían sonar los cencerros para asustar a niños y mujeres.  Se cree que son vestigios  de rituales paganos  en épocas medievales. En varios pueblos de la ribera se han recuperado estos rituales con mucho éxito.

 LOS GUIRRIOS

 

Como ya os dije las bromas estaban permitidas, con una excepción, solo se podía aludir a las mozas o solteras.  

  De esto me he enterado porque me han dejado una parodia o carnavalada que compuso MACHACA.  Al preguntar por que solo se nombraba a algunas, me contestaron que las otras ya estaban casadas.  Lo pongo tal cual, sin cambiar ni corregir nada.

TESTAMENTO DEL BURRO (carnavalada)

 

Pongan atención señores

A lo que van a escuchar

La herencia de un borriquillo

Que en este pueblo quiso dejar

Ya hace unos años señores

Llegó aquí un molinero

Procedente de Azadinos

Y muy  cerca de Sariegos

Se estableció en el molino,

En el molino de abajo

Al parecer era propio

De un hermano de Trobajo

Empezaron a moler

La cosa no iba mal

Les hacía falta un burro

 

Para pujar el costal

Y como Dios que lo quiso

El burro salió valiente

Le cargaban diez cuartales

Como si le cargaban veinte

Así fue el comportamiento

De este grandioso animal

De tanto pujar moliendas

Aprendió a pedalear

Fueron pasando los años

Hasta que el chico valió

De tanto montar al pollino

Hasta las piernas torció

Como es que este animal

Ninguno lo vio pacer

Pues cuando lo soltaban 

A Vella iban a por él

Caro les salió el viaje

Aunque él pasó mucho apuro

Que por dormir una noche

Le arrimaron diez duros

 Aunque peros y mohino

Era muy inteligente

Pues pasaba por el pueblo

Diciendo adiós a la gente 

Pasaron así los años

 

El burro fue para viejo

Cuando le ponían la carga

Se caía esta al suelo

La cosa no está mal

Que ninguno contradiga

Que gloria le compró el burro

Que buena falta le hacía 

Entre marido y mujer

Así siguen las porfías

Tenemos que comprar un burro

Aunque nos cueste la vida

Adiós a esta bendita casa

Adiós a mis propios amos

Que mucha harina pujé

Y nunca probé ni un grano 

También quiero despedirme

De este tan frió portal

Porque no pruebo una hierva

Del prado del fontanal.                            

De  todos se despidió

Con grandes llantos y suspiros

Tanto como trabajó

Y como fue  despedido. 

No se si fue la cebada

Si el agua que bebió

El caso es que al poco tiempo

El burro se les murió 

Cual sería su sorpresa

Cuando fueron  a la cuadra

Que el burro estaba tirado

Dando unas grandes patadas. 

Se pusieron  a observar

A ver si éste alentaba

Y en aquel mismo momento

Era cuando expiraba. 

Y sin pensarlo un momento

Engancharon la pareja

Le ataron por el pescuezo

Y lo sacaron para la cuesta 

Y allí mismo lo dejaron

Sin enterrar y sin nada  

Para que todos los perros

Se dieran una tripada. 

Vamos a dar lectura

A la herencia de este pollino

Que dejó a las jovencitas

Para que no lo hechen en olvido 

A Rosa, Felipa  y Gladis

Como están las tres de luto

Si quieren hacer jabón

El burro les deja el unto. 

A  Josefa la de Sisto

Como se nos va a casar

El burro le da la piel

Para que haga el ajuar. 

A la Srta Dolores como es sosa

Le deja el burro los cascos

Para bailar la muñeira. 

Aurora la de Vitalino

Como es hija del cartero

Le deja el burro la bolsa

Para que espere el correo. 

A Toña la de Tomás

Como es un poco esquiva

Le daremos las orejas

Para ir a Quintanilla. 

A  Rosa y a Maripaz

Como de esto ya no entienden

Les daremos las costillas

Para que se hagan peines. 

A Trini la de Manolo                                                  

Como va mucho a Mataluenga

Para que se explique bien

Le dejaremos la lengua.

A Mariamor la de Mena

Que de esto no está enterada

Le dejaremos el bazo

Para que no vaya sin nada. 

A Zana la de Herminio

Como está tan pretendida

Le dejaremos las serdas

Para que ate las ligas. 

A Pili y a Felisa               

Como son inteligentes

Le dejaremos  el hígado

Para que se hagan filetes. 

A Pergen  la de Lecinia

Como anda poco ligera

Le dejaremos las patas

Para que eche una carrera. 

 A Vita la de Bernardo

Como le dan arroz con agua

Le dejaremos las tripas

Para que se haga un paraguas. 

Para Conce la de Pablo

Como vive en un rincón

Le deja el burro los huevos

Para que juegue al balón. 

A Toña la de Ignacio

Como quiere ser maestra

El burro le deja el lápiz

Para que haga las cuentas. 

A Nieves la de Zapico

Le deja el burro el espinazo

Para que se haga juanicos. 

A Nievinas la de Ladio

Como es bastante sosa

El burro le deja el rabo

Para que espante las moscas 

A Pili la de Manolo

Como se quiere casar

El burro le da el pescuezo

Para que pueda abrazar. 

A Luci la de Donato

Como es pequeña y requebrada

Le deja el burro el botillo

Para que se haga una faja. 

A Vita la de Alipio

Como de esto no se libra

Le deja el burro el orín

Para que sirva cubas libres. 

A Pidia la de Santiago

Que esto lo tenga presente

Para  que no se ría de las otras

A ella le da los dientes.

A todas las jovencitas

Que no lo tomen en serio

Es una broma que les tomaron

Los mozos de este pueblo. 

Y si alguna se enfada

Que no le parezca mal

Que estamos en carnaval

Y todo puede pasar.

Y a todos los que se rían

Que esto sirva de escarmiento

Que no compren burros viejos

Si no quieren testamentos. 

De todo lo que hemos leído

Que de esto no se hable más

Que el burro está en la cuesta

Y allí descanse en paz. 

Aquí termina la historia

De este borrico valiente

Que murió dando la vida

Por hacer bien a la gente.

        

                   El autor. Machaca.